Inicio > Historia del castellano

Historia del castellano

Letra S

El diccionario de la Real Academia Española define al CASTELLANO como “Dialecto románico nacido en Castilla la Vieja, del que tuvo su origen la lengua española”.

Además del Castellano, en España se hablan actualmente otras tres lenguas: el Catalán, el Gallego y el Vasco. Las dos primeras son lenguas románicas, no así el vascuence.

 

espacio en blanco

PROCESO DE FORMACIÓN DE LAS LENGUAS ROMÁNICAS DE ESPAÑA.-

Antes de producirse la invasión romana, en el año 218 antes de Cristo, la Península Ibérica era un complejo mosaico de pueblos diversos, sin unidad política, cultural ni lingüística. Estas lenguas prerromanas, a excepción del vascuence, fueron desapareciendo y han dejado en el idioma español restos poco considerables en toponimia y en ciertas palabras de origen ibérico.

espacio en blanco

En el proceso de formación del Castellano pueden marcarse las siguientes etapas:

ETAPA ROMANA

La conquista romana de Hispania lleva consigo un lento proceso de romanización: los pueblos peninsulares fueron adoptando la civilización y la lengua de Roma. Puede decirse que hacia el siglo III, la romanización de Hispania es total y que sus habitantes hablan exclusivamente el LATÍN en su modalidad popular (sermo plebeius).

ETAPA VISIGODA

En el año 409 d.c., diversos pueblos germánicos, suevos y vándalos invadieron España. De esta primera invasión germánica ha quedado poca huella.

Poco tiempo después entran en la península los visigodos, que eran los pueblos más civilizados. Adoptaron la lengua de los vencidos, y hacia el siglo VII ya hablaban Latín. No obstante, la instalación de los germanos en la península aceleró la evolución de la lengua latina, que perdió unidad. El Latín vulgar hablado en España adoptó numeroso germanismos que aún perduran: brotar, adrede, agasajar…

 

PULSE PARA AMPLIAR
Invasiones Bárbaras en la Penínusla Ibérica. Pulse para ampliar.


ETAPA ÁRABE

La invasión árabe, año 711 d.C., provoca el hundimiento del reino visigodo. Los árabes permanecen en España durante ocho siglos y van a condicionar su configuración linguística. De esta larga convivencia heredó el castellano un abundante vocabulario árabe, el más importante después del latino (más de 4.000 palabras), si bien, no recibió influjo morfológico ni sintáctico. En las cortes cristianas del Norte , los usos cultos y oficiales seguían reservadose al latín eclesiástico, mientras el pueblo hablaba el romance. Hoy día son muchísimos los arabismos que seguimos empleando en las más diversas facetas de la vida cotidiana.

Durante la larga estancia de los árabes en España se constituyeron los diversos reinos peninsulares, donde el latín acabó de diversificarse, dando lugar a hablas románicas diferentes, que fueron de Oeste a Este: gallego, leonés, castellano, navarro, aragonés y catalán. Las diferencias entre ellas eran notables. El Castellano participó de los caracteres comunes a las hablas limítrofes, pero adoptando, en general, la posición más avanzada.

EL CASTELLANO

A fines del siglo IX, Castilla comienza a extenderse por la meseta de Burgos, siendo esta región el centro de irradiación del Castellano.

En el siglo X llega hasta el sur del rio Duero, y los “Cantares de gesta” se convirtieron en la base de su Literatura.

El dialecto castellano presenta desde estos inicios rasgos que contrastan con el carácter arcaizante del resto de los romances peninsulares, y había de erigirse en lengua de toda la comunidad hispánica.

Durante los siglos XII y XIII, la Reconquista progresó rápidamente, y el Castellano se extendió entonces en abanico, no solo a costa de los dialectos mozárabes sino del aragonés y del leonés.

Ilustración de la "Crónica General" de Alfonso X - PULSE PARA AMPLIAR

Alfonso X dio gran unidad a esta lengua incipiente, deseando convertirla en una lengua de cultura; sin embargo, hasta el siglo XVI no se consolidó de manera definitiva su evolución fonética.

Cuando llega la unificación de la península con los Reyes Católicos, el castellano se ha extendido a todo el territorio. La Gramática de Nebrija (1492), contribuyó a su fijación definitiva, y los escritores del Siglo de Oro, a abrillantarla y pulirla.

El siglo XVI ofrece dos hechos muy importantes para el Castellano: el descubrimiento del Nuevo Mundo, que le abre un campo inmenso; y por otra parte , la expulsión de los judíos de España, que llevarán la lengua Sefardíe a muchas colonias que aún la conservan hoy día.

Durante los siglos XVI y XVII la creación literaria alcanza su máximo esplendor, y la lengua castellana es aprendida y hablada por todas las personas cultas de la Península. Esta difusión hace que sea llamada LENGUA ESPAÑOLA, denominación que alternará hasta nuestros días con la de CASTELLANO.

La fundación de la Real Academia de la Lengua, en 1713, provee a la lengua de una estabilidad y una uniformidad en todos los ya extensos territorios en que se habla, y es la encargada de conservar y fijar el idioma.

La Constitución de 1978 consagra el término CASTELLANO para designar a la lengua oficial de toda España.